GLOSARIO-ESPIRITUALIDAD

Alma

Nuestra parte inmaterial completa (ver Mateo 10:28 y 1 Reyes 17:21,22). Está dividida en tres partes: Espíritu, corazón y mente. Los animales también tienen alma y por tanto, espíritu, corazón y mente.

Amor

Se divide en tres clases:
1) Del Espíritu: Aquel que es un propósito de sacrificio (negarse a uno mismo) a favor de la persona amada (1 Corintios13:4,7) y hasta del enemigo (Mateo 5:43). Cristo es el máximo exponente de esta clase de amor.
2) Del Alma: El manifestado en nuestro interior por los sentimientos (enamoramiento)
3) Del cuerpo: Todas las caricias que intercambiamos con nuestros afines (Padres, hermanos, hijos, amigos, etc.) El sexo es la manifestación más sublime del amor sentimental interior, es por ello que es solamente para una persona, el cónyuge (Éxodo 20:14). Debemos ser fieles a nuestro cónyuge amando a la persona que está dentro, teniendo en cuenta que la belleza física se terminará. El mundo, bajo el influjo de Satanás, nos enseña que el propósito del sexo es exclusivamente la búsqueda de placer y nos incita constantemente a amar el cuerpo, por eso buscamos personas más jóvenes cuando los años deterioran a nuestro cónyuge.
Si los dos últimos amores se enmarcan en el primero, que es el amor de Cristo, nuestras relaciones de amor serán esplendidas, pero es necesario que la pareja tenga el mismo concepto en relación con el amor (2 Corintios 6:14,16)

Corazón (ver espíritu)

Centro o núcleo del alma, es lo mismo que la memoria, allí se almacenan todos nuestras ideas o pensamientos, conceptos, planes o maquinaciones, experiencias y sentimientos de diversa índole. Como de el mana nuestra personalidad interior (o vitalidad de nuestro espíritu o yo) la Biblia dice que debemos cuidar lo que guardamos allí. (Proverbios 4:23)

Espíritu

Si se analiza la forma en que, en el lenguaje normal, utilizamos la palabra espíritu, concluiremos que su significado es simplemente “vitalidad” o “propósito”; Se distinguen, entonces, varias clases de espíritu:
1) Espíritu aliento (respiración) de vida: Aquel que el Creador insufló en la nariz de Adán, para dotarle de vida o vitalidad propia, es decir para que fuera un ser viviente, capaz de moverse y expresarse independientemente de su Creador. De ahí se deduce que nos transformamos en un ser viviente completo, hasta el momento de respirar por primera vez, momento en el cual se manifiesta nuestra alma completa. Al soplar Dios en la nariz de Adán aliento de vida, le insufló una energía especial que le permitió respirar durante toda su vida y que es denominada ” aliento de espíritu de vida “en Génesis 7:22”.
2) Espíritu yo o simplemente yo: La persona que somos y que percibe su propia existencia. Se le llama espíritu porque es el que decide la vitalidad o propósito (personalidad) del ser completo.
3) Espíritu comportamiento: Es la vitalidad o propósito (personalidad) que manifestamos hacia nuestro exterior, aquella que los demás perciben y a través de la que conocen al yo que vive dentro.
4) Ser de la dimensión espiritual, como el mismo Dios (Padre e Hijo), los ángeles, arcángeles y serafines, así como Satanás y sus demonios.

Espíritu Santo

Vitalidad o propósito (personalidad) de Dios. Incluye sus atributos, es decir, su poder, su amor (paciencia, misericordia, benignidad, etc.) su conocimiento, su ira, su justicia, su rectitud, su fidelidad, su veracidad, su gloria, etc., todas manifestadas en grado perfecto.

Fe

Acto o acción de creer en algo, alguien o en un suceso que no se ve (Hebreos 11.1). Ingrediente esencial de la fe es que se cree en un hecho que se espera, sin dudar, porque es una promesa o afirmación de alguien en quien creemos. Nuestra fe debe estar depositad en Dios, es decir, sabedores de que la Biblia es su Palabra, debemos creer, sin dudar, todo lo que ella dice. La fe puede depositarse en algo más, aunque sea absurdo, como creer en la Teoría de la Evolución, o en la promesa de un amigo.

Gloria

Esta palabra tiene varios significados:
1) Poder:Riqueza, grandeza, fortaleza, autoridad, potencia, magnificencia, capacidad mental o física, conocimiento, propiedades o características de una obra o de una persona, como cuando José habla a su hermano Benjamín diciendo: Haréis, pues, saber a mi padre toda mi gloria en Egipto, y todo lo que habéis visto; y daos prisa, y traed a mi padre acá. Génesis 45:13.
2) Mérito: Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes. Jueces 4:9
3) Hecho, persona o cosa que es motivo de orgullo y prestigio para alguien o algo: el descubrimiento de América es una de las glorias de España;
El varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón, 1 Corintios 11:7
4) Poder de purificar o santificar algo o a alguien para que sea digno de la presencia de Dios: Allí me reuniré con los hijos de Israel; y el lugar será santificado con mi gloria. Éxodo 29:43

Mente

Instrumento a disposición del espíritu yo, que utiliza conscientemente para pensar, analizar, memorizar, hablar, decidir, etc.

Paraíso

Planeta Tierra reconstruido, donde los hijos de Dios viviremos eternamente, sin problema ninguno.